Posteado por: Serginho | diciembre 11, 2009

Conectado a 220…

Si hay algo por lo que pasamos más de una vez las personas que estamos bajo estudios del sueño son por las famosísimas y célebres polisomnografías… Pero, con qué se comen???

Sin irnos de mambo en la perorata técnica de las polisomnografías, que data hay mucha en la internéstor, y sino, consulte a su neurólogo amigo, las polisomnografías son unos estudios en los que te conectan un número importante de sondas por todo el cuerpo, principalmente en la cabeza, y donde analizan tu nivel de sueño… Entonces, hete aquí un pequeño FAQ (Frequently Asked Questions, que en castilla se resume como Preguntas Más Frecuentes) sobre las preguntas que MAS me han hecho:

¿Te lo hacen en tu casa? Ojalá! Con todo el asuntito de cableríos, equipos y bla bla bla, las polisomnografías te lo hacen en lugares especializados, en los que estás en un cuarto, un técnico te  cablea y te acomoda en la cama, y te acostás… Aparte, el ojalá incluye el hecho que uno extraña su cama (y más si es de dos plazas), donde uno se puede despatarrar a gusto.

¿Cuántas sondas son “muchas”? Son como 40, contando las veintipico de sondas que te colocan en la cabeza, te cablean la cara, el pecho, las manos, los brazos, el dedo índice con un brochesito marca “nonin” con una lucesita roja que hizo que se gane el apodo del “brochesito ET” ya que en la oscuridad hace que el dedo se ilumine totalmente de rojo, la nariz, y el cuello con un micrófono… Si, salvo el tujes, te cablean casi todo!!!! Y encima todo eso se conecta a una “cajita” que es la que se conecta a la máquina del operador…

Neo totalmente cableado

Si bien no es TAN así... así te sentís cuando te cablean para una "poli"...

¿Y cómo te colocan esas sondas? Algunas tienen una especie de esponjitas autoadhesivas, otras tienen algún mecanismo propio, pero la gran mayoría te las pegan con un pegamento un tanto raro, el cual aceleran el secado con un secador de pelo, y que te lo quitan con acetona… y con mi crines en formato “Roberto Carlos en la época de Mau-Mau”, aparte de tener cierta sensibilidad en el cutis craneano, dicho pegamento se ha ganado de mi odio, no sólo porque los restos del dichoso pegamento parezca caspa (Pityrosporum ovale, algo que aprendimos gracias a la publicidad de Triatop, para que no digan que la tele no es educativa), sino por el excesivo ardor que me produce la acetona, resultando incomprensible para los técnicos, ya que soy “al único que le pasa” (y como siempre… Todo me tiene que pasar a mí???!!!!)

Los más grandes éxitos de Roberto Carlos en Mau Mau

Mirámelo a Roberté y apreciá esos crines al viento... Si él los tiene, es cool, pero si los tenés vos sos un roñoso... y sacarte el adhesivo de la capocha es toooooodo un tema con los lopes así...

¿Y se puede dormir así? Aunque Ud. no lo crea (como diría Jack Pallance), SI, se puede!!! Obviamente después de revolear incontables veces los ojos y que pareciese que las ovejas sólo las transmiten en PPV (Nana, es demasiado grosa esa frase!), uno se duerme… casi seguro rendido del cansancio u otro motivo… Imaginen un viaje largo en colectivo o en avión en clase turista… Tarde o temprano caés.

¿Pero te podés dar vuelta y acomodarte a gusto? En este entorno, uno totalmente cableado, y que la bendita “cajita” se conecta POR CABLE a la computadora del operador, el acomodarse se vuelve una tarea casi faraónica, y generalmente, de la forma en que te acomodaste, te dormís, así de sencillo… Si la habré padecido ya que yo normalmente dormía (y a veces duermo) boca abajo, posición por demás incómoda para dormir…

Gato totalmente despatarrado

El sueño de todo narcoléptico es poder estar asi... pero olvídalo durante una polisomnografía!!!

¿Y si tenés ganas de ir al baño? Tal como cualquier mortal que está en una cama sin posibilidad de levantarse de la cama, la respuesta se reduce a la vieja, conocida y no tan agraciada “chata” con el opcional del “papagallo” para los caballeros. El procedimiento? En el cuarto tenés un pulsador a mano, el cual apretás; viene el técnico le comentás la situación, que puede entablarse como “mirá, necesitaría ir al baño, por lo que el técnico te dice el menú “papagallo o chata” en caso que seas hombre, o te diga el plato del día (de la semana, del mes, del año y de la eternidad…) “sólo chata” en caso de las féminas, también está la opción “pis o caca” un poco tosca, pero efectiva, y sin hablar de las finas y selectas frases “tengo que cambiar el agua de las aceitunas”, “tengo que liberar a willy”, o “tengo que despedir a un amigo del interior” (si, frases “finas como canapé de mondongo!!! Vió, doña???). Cabe aclarar que el desarrollo del diálogo depende pura y exclusivamente de la urgencia y nivel de “finura” de los interlocutores, generalmente el sujeto objeto del estudio, ya que los técnicos cierto grado de amabilidad traen intrénsico, gracias a dios…

Chata y Papagayo

La naturaleza siempre llama, y siempre hay que responder a su llamado... aunque a veces no sea tan confortable...

¿Y hay que ir de elegante sport, etiqueta o con traje de fagina? Generalmente, te dicen que te lleves “ropa cómoda para dormir”, lo cual EN TEORÍA se traduce en PIJAMA, los cuales por pudor me he comprado, y que ahora generalmente uso… Pero cuando te hacés habitué de estos estudios y empezás a charlar con los técnicos, te cuentan casos de gente con slips con elásticos estirados y bastante gastados, boxers en estado cuasi calamitoso, y que no faltan los que “yo duermo desnudo”, que obviamente les generan escozor a las técnicas, ya que NO son enfermeras… Por su comodidad y la integridad psíquica de los técnicos, si son miembros del género masculino, háganse un favor, no sean ratas, y cómprense un pijama! No hace falta que te compres unos de seda con bata haciendo juego allo Hugh Hefner, porque los de algodón no son caros (los eyelit arrancan en 50 pesos, pero se puede pilotear tranquilamente con boxer anatómico + remera de algodón, x ende, puede bajarse un poco más el presupuesto), no se van a sentir unos “pordioseros”, (tampoco como Hef, a menos que rompas el chanchito, te compres el pijama de seda cool y consigas el harén de blondas) y van a estar mucho más cómodos… y si se hacen una idea de cómo viene la mano, ganar un poco de comodidad por este lado, mal no viene, ya que se limita Y MUCHO por los otros flancos.

Hugh Hefner

Hugh Hefner, la elegancia en pijamas... Qué pasaría si estuviese con un slip con el elástico gastado, estirado y que ha sido almuerzo, merienda y cena de una horda de polillas???

¿Y esto te lo hacen de noche? A menos que tu ritmo de vida en Buenos Aires se rija por los horarios de Tokyo, si, el estudio se hace DE NOCHE!!! Salvo una variante de la “poli” que es el test de latencia diurna…

¿Y qué es eso del test de latencia diurna? Es una variante de la polisomnografía que agrega siestas predeterminadas, periódicas y de duración fija y “semicableado” (gracias a Dios!), ya que quitan algunas sondas y que generalmente sirve para detectar narcolepsia… Cuando yo me la hice, fueron 5 siestas de 15 minutos cada 2 horas. Y obviamente para los ratos en que estás despierto si no te llevás nada te aburrís como un hongo… Así que consejo: a llevarse libros, revistas, reproductores de DVD portátiles, laptops, (pero olvidate de tener güifí (wi-fi), ya que por los equipos ningún consultorio te pone wifi, ya que buscan evitar las frecuencias de radio al máximo) o cualquier otra cosa que te sirva de entretenimiento! En mi caso, los DVDs de la 1er temporada de The Big Bang Theory me hicieron muy bien, ya que llevé la laptop con cosas del laburo, y por los “cortes” que tiene la rutina, cuesta un huevo y medio entrar en ritmo. Así que ya saben, olvídense de poner a laburar el marote!!!

¿Y cómo son los resultados? Es una prolija carpetita con un resumen escrito “en difícil” por el médico acompañado con muuuuuchos gráficos con el detalle de los sondeos, que me parecieron muy parecidos a cuando el MERVAL está a la baja… Y uno se tienta a leerlo, porque por lo general esto es una carpeta prolijamente armada por computadora, por lo que, lo que escribe el médico es perfectamente legible desde el punto de vista grafológico, pero difícilmente se entienda algo médicamente hablando (si uno es un iletrado en cuestiones médicas)… Lo cual confirma una vez más que “a los médicos no se les entiende lo que escriben”, así lo hagan con el Word.

Y la última pregunta… ¿Y vale la pena hacerse este estudio? Si bien “jode” (y a veces mucho) el tema que tenés que dormir afuera, sin muchas comodidades amén de la predisposición del lugar en tener cuartos lindos, una cama cómoda, y que los técnicos le ponen la mejor de las ondas para que estés “lo menos incómodo posible”, porque saben que ni a palos vas a estar cómodo, SI… vale la pena… los resultados saltan “enseguida”.

En mi caso, cuando empecé con la peregrinación del problema del sueño y del cansancio, caí con un *médico clínico* (guiño guiño, como diría el jefe Gorgory), que resultó ser un IDIOTA IMPORTANTE al diagnosticarme “síndrome de fatiga crónica” con sólo unas pocas preguntas, y a recetarme fluoxetina (foxetin en la argentina, prozac en yanquilandia) y clonazepam (el famosísimo rivotril), y rematándola con un “venite el mes que viene, así vemos como andás” y “cualquier cosa me llamás para que te haga las recetas”… Esto “fuera de joda”, EVITEN A ESTE TIPO DE PELOTUDOS IMPORTANTES… El que te mediquen con psicofármacos alegremente no es joda, y en casos como estos, son peores los remedios que la enfermedad, porque si bien dormís, pasás a ser un zombie con muy poca capacidad de reacción. Bueno, volviendo a la anécdota, al buscar una segunda opinión, más específicamente el Doctor Germán Tombeur del Sanatorio Angelus, un SEÑOR DOCTOR, develó la verdad de la milanesa diciéndome que “la medicación para ese diagnóstico no está mal, pero la forma en que lo diagnosticó fue una fantochada”, por lo que me mandó derechito a hacerme una polisomnografía, y de ahí empezó el laburo intenso con los doctores Claudio Podestá y Néstor Napolitano, que aparte de ser eminencias en sus profesiones (neurología y otorrinonaringología), son dos grandes personas, ya que por lo menos a mí, notaron mis cagazos y mi completa ignorancia médica, siempre pusieron con total maestría, la mejor onda y la más absoluta tranquilidad las cartas sobre la mesa, por lo que son personas en las que confío plenamente. Por las dudas, los datos del “dizque médico” no los hago públicos para evitar bardos, pero tengan cierto cuidado si su médico tiene un coqueto consultorio sobre av. del libertador enfrente al CASI…

Y para ir redondeando esto, porque la verdad que hoy se me fue la mano y más de uno con total justeza tendrán ganas de irse a torrar, independientemente que sufran de narcolepsia o no (escucho a lo lejos “ABURRIIIIIIDOOOOOOOOOOOOOOOO!!!” o es sólo otro sueño hipoapnógico???), los voy despidiendo…

Ah, y por si no se dieron cuenta, esto va dedicado a los “docs” Claudio, Néstor y Germán por ir mas allá de su deber como médicos, como también a Cecilia, Roxana y Juan de e-Sleep, por bancarse a este moplo por unas cuantas noches y por la buena onda que recibí de ellos, amén que estaban haciendo su laburo…

Sin más, los saluda atentamente

Serginho

Anuncios

Responses

  1. HIPER interesante, llegue al final re despierta! Y me quede pensando si existe el Triatop todavia. Te dan varias almohadas o algo q puedas usar para abrazar? Yo duermo con 2 almohadones gigantes (de esos q vienen en los futones baratos) y 3 almohadas.. En Mad About You les daban un muñeco tamaño real de trapo.. Quiero.

  2. Qué bueno empezar el día, (a las 9 de la madrugada porque mi hija de 4 años está con tos) con humor y una boba sonrisa en la cara. Impagable, Serginho. Genial también la descripción de la cuasi tortura polisomnográfica. Más claro, echale agua. Con toda esa venda en la cabeza, nos seguramente nos veíamos como una momia a la que intentan realizarle electroshocks. En mi caso, la cuestión del pegote en el pelo, fue peor, porque como soy del interior, al salir de la clínica tenía que tomarme el cole para volver a Cipolletti. Imaginate lo que parecía, toda apelmasada, con costras blancas que se iban desintegrando sobre mi remera negra (si, el colmo de la mala suerte), causando una lluvia de aspecto indefinido que provovaba más de una mirada indiscreta. Un asco. Pero lo peor de todo fueron las siestas… tenía ganas de gritarles “déjenme dormir que tengo sueño!!!”. Bastante difícil es de por si obligarte a dormir, y justo cuando conseguías la relajación ultra Zen y te dormías… Pip Pip, arriba dormilona. Buah!!! Fueron las horas más largas de mi vida. Leí, hice crucigramas, bordé a punto cruz, pero la cama me llamaba, con su voz melosa, invitándome a una cita a sólas. Repito, una verdadera tortura medieval de deprivación del sueño. Pero dio sus frutos. Bueno, ya está. No hablo mas. Un beso grande Serginho, keep up the good work!! Ah, agregué tu blog a mi blog (no se como se dice cuando agregás un enlace) porque es un MUST.

  3. Fantástico Serginho!!! Yo no soy un paria como ustedes pero he de bancarme diariamente a una.
    Con este post me contaste lo mismo que ya sabía a través de mi esposa pero vos te las ingeniaste para que parezca gracioso.
    El colmo del narcoléptico, pagar para que no te dejen dormir en paz.

  4. Je je, las PSN me causan gracia, no me molesta el cableado me sigue resultando bizarro y despierta mi curiosidad, me haría otra….si no fueran tan caras.
    Eso sí, falta un detalle importante, los centros deberían contar con un servicio de peluquería para salir a la calle en el mismo estado en que entramos.
    Acaso por tener una enfermedad debe perderse el glamour??
    Voto por que entreguen la ropa de dormir, un cigarrillo y un café antes de cerrar los ojos e insisto servicio de peluquería.
    Qué extraño lo que contás sobre ir al baño!!! Yo llamé con el timbre, me vivieron a buscar, me entregaron en mano el “atado” de cables y me acompañaron al baño!!! Ahora no es así?

    Un saludo

    Bella Durmiente

  5. Hola perdido!!! Hace tiempo que no sé nada de vos. Bien me haría leer aunque sea un par de líneas con ese típico toque de humor perezoso, para sacarme una tonelada de tristezas que llevo en la espalda. Espero que estés bien. Te mando un beso, y espero que no te mantengas muy alejado. Suerte. Mariana


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: